UDAL GAIAK (carnaval)

Aupa Kanpezu.

Ayer celebramos el carnaval de los sábados, y venimos de una semana con bastantes actividades, jueves de Lardero con los txikis pidiendo por el pueblo y la tercera edad con su rondalla y merendola, viernes jaia de disfraces en la ikastola y luego a la tarde fiesta en la ludoteka y  todavía falta el del martes con TORIBIO, vamos que unos días  con un ambiente inmejorable en el pueblo. Lo que pasa es, que este año hemos podido comprobar lo mejor y lo peor de unas fechas tan señaladas.

Lo mejor, lo dicho, el ambiente que poco a poco se va recuperando gracias a la labor del grupo de “festejos varios” junto a la implicación directa del ayuntamiento, y más concretamente de la concejalía de cultura. Un diez para todas ellas, porque están consiguiendo que el carnaval de Kanpezu vuelva a ser todo un referente en toda la comarca como lo era hace ya unos cuantos años. Cien personas cenando en la kultur etxea dándolo todo en el karaoke, trikitrixa animando el poteo, concurso simbólico de disfraces, engalanamiento de la fachada del ayuntamiento, los bares acompañando con sus disfraces, etc.. como podemos observar, las cosas están cambiando, y para bien.

Lo peor, la actitud de falta de respeto de la responsable del Batzoki hacia las organizadoras del carnaval. Lo que pasó ayer, fue la gota que ha colmado el vaso. La persona que gestiona el batzoki, tiene todo el derecho del mundo a admitir en su local a quien le de la gana, faltaría más, pero lo que no tiene nombre es que esta persona desprecie de la forma en que lo hace a todas aquellas personas que organizan actividades culturales o festivas que además son las que le dan de comer. Hace unos meses, en las fechas en las que se celebraba el euskera eguna, no tuvo ningún reparo en decirle a un cliente que le pidió un pote en euskera “ que le hablase en cristiano ( español)”. En fiestas de Kanpezu, les dio con la puerta en los morros a los miembros de la rondalla que iban animando las calles con sus guitarras y sus cantos, cerrando el bar cuando justo se dirigían a su local. Y ayer, para rematar la faena, en cuanto entraron en el local las organizadoras del carnaval con la trikitrixa animando el poteo, no se le ocurre otra cosa que subir el volumen del reguetón hipermachista que sonaba en el equipo de música para que no se escuchase la triki. Para colmo, en el momento en el que la comitiva abandonó el local, dicha persona comenzó a hacer gestos ostensibles de victoria con sus finísimos dedos y una cara que reflejaba odio o asco hacia el grupo carnavalero. Manda güevos!! La gente del pueblo, en general, organiza un montón de actos culturales y festivos ( olentzero, reyes, euskera eguna , pirritx, carnaval, fiestas, feria, carrera de montaña, martxas btt,…) de los cuales quienes más réditos sacan son los negocios hosteleros, eso nadie lo puede poner en cuestión. Lo mínimo que se puede pedir a ese sector, es un poco de respeto, y todos los hosteleros de Kanpezu así lo entienden y colaboran cuando se le pide e incluso alguno organiza actividades, conciertos etc.. que siempre vienen bien al pueblo y es de agradecer. Todos menos uno, el batzoki.

Pensamos que todo el mundo tiene derecho a llevar su negocio como mejor le parezca, falataría más, pero si que le pediríamos al PNV, que interceda en la medida de lo posible, para que esa falta de respeto hacia la cultura vasca, el euskera y las actividades del pueblo pasen a ser algo del pasado. Nostras de momento, tomamos nota. Ojo!! Desde el cariño, y sin rencor, y que siga el carnaval y que TORIBIO se lleve todas las penurias del pueblo en su viaje por el rió.

    Kategoria: Kanpezu. Gorde lotura.

    Utzi erantzuna

    Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude